miércoles, 11 de febrero de 2009

Entorno del Guadalmedina, pasillo de Santa Isabel.


La imagen tiene poco que comentar, la planificación urbanística de Málaga ha desembocado en esto, en un centro histórico encajonado entre imponente construcciones contemporáneas que impiden la visión desde cualquier punto del otro lado del río. Lo que debiera servir de escarmiento poco importa a los políticos, más ahora que las arcas municipales no se nutren de la especulación que se ha cebado con la zona en los últimos años. Esperemos que el hotel de Moneo sea una realidad, eso sí, lejos del centro de la capital...

2 comentarios:

El Kairos dijo...

Realmente acertado tu comentario, y mirando fotos antiguas del Pasillo (concretamente del año 1988, ya han pasado 21 años, y ya ha llovido) vemos como al contrario de otras zonas, ésta está practicamente igual, salvo edificios provisionales, llámese el Mercado Central, o ese museo de Unicaja de Artes Populares mantenido por esa familia malagueña de los Herrera, (tiene un archivo que mereciera ser reformado, demasiada humedad). Málaga tampoco se merece tener la inversión que a todos nos costó, arquitectónica que se hizo en el cauce un embovedamiento sería lo más útil, respetando las señas de identidad, como hicieron con el Turia.
Un saludo

Anónimo dijo...

Peatonalizacion !ya!....
Los vehiculos por debajo de tierra, como en el pasillo de Santo Domingo, tiene que existir en la zona un paseo como Dios manda porque nos lo merecemos, y el pasillo de Santa Isabel quedaría muy mejorado, así no miraríamos a los edificios que lo afean, y el museo, el próximo hotel... estarían en mejores condiciones para los turista que se lo merecen más que nosotros, pues de ellos vivimos.....