lunes, 9 de marzo de 2009

Calle Cañón y entorno
















La calle Cañón situada a las espaldas de la catedral es una de las más desconocidas para buena parte de los malagueños. Se trata de una vía con un trazado irregular y bastante angosta. Lo cierto es que es una práctica ruina en su conjunto pese a lindar con la cabecera de la catedral y tener a sus espaldas edificios tan singulares como puedan ser la casa de Pedro de Mena (que está siendo sometida a una intervención que ha llevado a la pérdida de elementos originales) y el palacio de Villalcázar (en la cortina del Muelle), hoy sede de la cámara de comercio, cuya rehabilitación excesiva hizo que se perdiese parte de la decoración pictórica correspondiente al siglo XVIII que decoraba su fachada entre otros elementos.
Las imágenes antiguas están extraidas del archivo Temboury y muestran elementos hoy desaparecidos como la fuente que se encontraba hasta los años treinta en la calle Cañón.
Sería interesante rehabilitar esta vía respetando su trazado y arquitectura.

2 comentarios:

Pepe Percheles dijo...

Bueno, esque esa zona ya está siendo destruida... en la placita interior aparecen edificios modernos acompañado de algunos supervivientes ya apuntalados y tapiados, istos para ser destruidos. En cuanto a esa esquina que da entrada a la pictórica calle, está empezando a caerse, esperemos, que las redes que la rodean no nso estén anunciado su fin.

Por cierto, me han encantado las fotos en blanco y negro, no las había visto nunca.

Málaga Málaga...

El Kairos dijo...

Preciosas fotos antiguas conservadas por esa gran familia de los Temboury que tanto ha luchado por Málaga, y con su busto, como se lo merecía allá por los jardines próximos al Teatro Romano, en calle Alcazabilla. La calle Cañón, como tantas otras, denostada, pese a su proximidad a la Catedral,como dices, y un paso obligado no solo para semanasanteros, para acceder a la catedral por su puerta este, sino para cualquier turista qu se adentre por las angostas calles de Málaga para ver, porque no decirlo, el patrimonio monumental del Málaga. Ójala esas redes que rodean ciertos edfificios sean para su rahabilitación y no demolición.
Un saludo