martes, 8 de septiembre de 2009

Casa del Obispo








Situada en la calle Cerrojo del malagueño barrio del Perchel, era uno de los pocos edificios nobles que aun se conservaban en la zona. Y decimos "era" porque la intervención de la que está siendo fruto por parte de la Junta de Andalucía prácticamente ha supuesto la desaparición del edificio original, el cual sólo conserva su fachada y parte de la crujía principal. El lugar acogerá próximamente las oficinas de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía.

El inmueble se databa en la segunda mitad del siglo XVIII, siendo conocido así por haber sido morada de un obispo. Con el paso del tiempo llegó a ser un Corralón para entrar más tarde en un proceso de degradación que lo afectó sustancialmente. Así hace unos años se procedió al derribo de una torre del edificio, la cual a juzgar por las obras que actualmente se llevan a cabo no será reconstruida.

Así lo más interesante que hoy día nos queda son las pinturas murales que adornan casi la totalidad de su fachada principal, éstas forman composiciones geométricas las cuales están siendo restauradas.

Del edificio original al igual que todos los de su entorno no podemos decir lo mismo. La práctica totalidad de la calle ha sucumbido frente a la pileta para dar paso a construcciones carentes de gusto. Por ejemplo pueden señalarse el derribo de los restos del Convento de Santo Domingo, del siglo XVI, (de poco valió que conservase artesonados y ménsulas -que acabaron en manos de particulares-) para dar paso a la Casa-Hermandad de Mena y al Conservatorio de danza, o la promoción de viviendas sociales construidas por la Junta de Andalucía justo frente a la Casa del Obispo, pese a que en su solar como en los colindantes, apareció gran parte de del Arrabal islámico de Attabanin o "de los mercaderes de la paja", por no recordar el derribo en la década de los 90 del que quizás fue el edificio con más y mejores pinturas murales de los habidos en Málaga, una casona del siglo XVIII situada en la calle de San Jacinto, justo en el lugar donde hoy se levanta el hotel NH Málaga.

3 comentarios:

Salvemos Málaga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

En Málaga ya no nos respetamos ni a nosotros mismos, una verguenza, todo lo que hacemos, no hemos aprendido a luchar por lo nuestro, y encima nos meten en el programa europeo "capital cultural"...
Al igual que este edificio han caido otros tantos... y siempre ponemos la misma escusa, nos tenemos que "modernizar", somos "cosmopolitas".... hemos perdido parte de nuestro centro historico, que al menos ultimamente algo se mira por el, pero no hemos sabido conservar los barrios antiguos que lo rodea, barrios que hoy podrian tener rincones bellisimos, serian una seña de identidad preciosa para nuestra ciudad pero lo hemos perdido.........

Pepe dijo...

Aqui entre todos han hido eliminando poco a poco el que fue primer arrabal de Málaga. Aún hoy quedan restos del explendor del mismo, aunque pueden contarse con los dedos de una mano, dedos que deberemos cruzar con los de la otra mano para suplicar que se conserven.

La orda modernizadora que hoy día nos capitanea hace reconvertir edificios con gran valor historico artístico, despojandolo de su contexto.

Una vez más, la Junta demuestra que es muy fácil predicar, pero no tanto dar ejemplo.