viernes, 11 de marzo de 2011

Pasaje de Heredia












La amenaza se cumplió. Como ya veníamos anunciando desde 2009, el antiguo Pasaje de Heredia, entre la plaza de la Constitución, calle Granada y San Telmo, estaba experimentando una brutal agresión que tiene como resultado la actual imagen que presenta.

Lo que fue vendido como una rehabilitación, ha supuesto la práctica destrucción de uno de los primeros ejemplos de pasajes comerciales de la España liberal.

En el contexto de la Desamortización Mendizábal, la práctica totalidad de la manzana comprendida entre el colegio de San Sebastián (hoy sede del Ateneo de Málaga) y la antigua cárcel municipal, pasó a manos del empresario Manuel Agustín Heredia. Tras la demolición de las antiguas edificaciones, se piensa que Cirilo Salinas (a la postre maestro de obras municipal) trazó el famoso Pasaje de Heredia, un espacio cruciforme distribuido desde una plazuela central, espacio que se elevó a partir de 1837. Siendo por ello el primero de sus características en España y casi coetáneo con otros ejemplos europeos.

Este espacio conjuga a la perfección algunos de los ideales de la época. Por un lado, se trataba de un espacio abierto, bien ventilado, muy en consonancia con doctrinas higienistas de la época (recordemos las epidemias de cólera que asolaron Málaga entre 1833 y 1834). Por otro, se introdujeron elementos innovadores para la arquitectura de la época; así para sustentar los edificios, se fundieron una serie de columnas dóricas de hierro, las cuales se instalaron en los bajos enmarcando las entradas a las tiendas. Estas columnas además de suponer un elemento vanguardista, nos recuerdan, además, una de las bazas económicas de su promotor Manuel Agustín Heredia, los Altos Hornos de Málaga.

A raíz de la reforma del espacio, éste ha perdido su antiguo significado, se le ha añadido una planta más junto con un ático, se han alterado los vanos de la fachada, las rejerías y molduras originales se han eliminado. El pasaje en sí ha desaparecido y ha quedado englobado por la planta añadida y por unas enormes cristaleras que distorsionan notablemente la visión del conjunto. Únicamente se han salvado las columnas de forja dado que son un elemento puramente estructural.

Málaga, que podría presumir de contar con el primer pasaje comercial de España, lejos de protegerlo, lo transforma radicalmente en la intervención urbanística más agresiva llevada a cabo en los últimos años en la plaza.

8 comentarios:

Anton Ozomek dijo...

Sin duda lo que el Ayto. de Málaga y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía han autorizado en este enclave histórico-arquitectónico del centro de Málaga no tiene más que un nombre: "incumplimiento de la legislación vigente en materia de protección y conservación del patrimonio histórico", y como tal debería ser llevado al Defensor del Pueblo Andaluz e, incluso, a los Tribunales, hasta que se ordene la restitución del orden anterior.

Anxova dijo...

Es espantoso, agresivo como bien decís, ¡pero agresivo hasta con la vista!

Si denuncia alguien contad con nosotros.
Saludos.

Emga dijo...

Y luego queremos presumir de ciudad, pero... ¿cómo lo vamos a hacer si nos están destruyendo todos los edificios que han ido marcando el paso del tiempo en Málaga, los edificios que nos cuentan como era la antigua pero bonita Málaga? Lo que todas las ciudades más cuidan es su parte antigua,histórica, parte de principal interés turístico para que se mantenga de la forma más original posible,restaurando sus edificios y aqui parece que es lo que menos interesa.

Para realizar edificios modernos ya están los barrios nuevos.Pero no la parte histórica de Málaga q lo que nos está quedando es un collage de edificios que no tienen nada que ver unos con otros y que cada día están afeando más nuestro ex-bonito casco histórico.

Malagueña dijo...

Los malagueños no debemos dejar que hagan esto con nuestra ciudad la historia, el arte y la identidad de una ciudad es sagrada. Para cosas nuevas las afueras de la ciudad el Centro hay que rehabilitarlo, conservarlo, pero NO cambiarlo.¿QUIEN DECIDE pasar por encima de los habitantes de la ciudad y hacer lo que no esta escrito?. Pero, claro ya se sabe con tal de fama y dinero........INTOLERABLE

abril dijo...

Estamos hartos de que nos construyan una ciudad nueva. NO queremos eso queremos que nos rehabiliten lo que tenemos en malas condiciones, pero sin perder historia e identidad. Sin palabras lo que han hecho con el puerto, con la calle atocha y los edificios allí existentes, con el pasaje de heredia etc...., PERO TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS, porque esta ciudad de corderos no dice ni pio, se lo traga todo..........

primavera dijo...

PedAzo a pedazo nos estan quitando trozos de historia, ¿donde está la conservación del patrimonio artistico y las personas encargadas de llevarlo a cabo? Málaga es una ciudad nueva y sin identidad. No hay derecho. HAcen falta personas con fuerza, valores, sentido común, que paren de una vez esto que está ocurriendo.

pavi dijo...

Quiero a mi ciudad, no quiero otra nueva . Basta ya de incompetencia y bailar al son de don dinero, por favor

Anónimo dijo...

Que pena, calle larios es una de las calles mas bonitas del mundo. esta tenia que ser la guinda del pastel y nos cpnstruyen esto.