jueves, 4 de febrero de 2010

Se aproxima el fin del Hoyo de Esparteros.









Parece ser que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento están ultimando una modificación legal que desbloquee el proyecto del hotel de Moneo en el Hoyo de Esparteros. Me temo que al final vencerá la especulación urbanística y las ansias de recibir ingresos urbanísticos.

Si la ley no se adapta a sus principios, ahí están ellos para cambiarla a su antojo, seguro que si se diese el caso con un particular otro gallo cantaría...

¿Qué ocurrirá cuando se excave el solar?, ¿obviarán los restos por importantes que sean a favor del "hotelito"?.

Pero señor@s, esto es Málaga, permanezcamos impasibles mientras esta deleznable clase política acaba con nuestra ciudad.

3 comentarios:

Visto Desde Atrás dijo...

Sólo nos queda llorar y llorar. Yo viví entre los 3 y los 7 añitos de edad en calle Prim...¡Ay, Málaga, ay!

Pablo dijo...

Esta lamentable clase política hace y deshace, o mejor especula y destruye, desde su tarima intocable como si fuesen los amos de la ciudad y su patrimonio.
Y lo peor es la retahíla de técnicos advenedizos, falsificadores y vendidos que se arraciman en torno a ellos para pillar la migajas.
En este caso la coartada es clara, la proporciona Rafael Moneo, este mediático a la vez pésimo arquitecto, el Luis Cobos de la arquitectura española, está también detrás del intento de derribo del Beti-Jai en Madrid. Un proyecto suyo era la excusa para derribar este frontón único en el mundo y sustituirlo por un vulgar hotel.

Enhorabuena por el blog, acabo de localizaros por el enlace, alguien tiene que decir estas cosas, la DEMOLICIÓN de la judería ha sido de juzgado de guardia, tenia pensando hacer una entrada denunciándolo pero me faltaban las imágenes, que quede constancia de la actuación de estos animales.
Contad conmigo para pasar a la acción.

Un saludo

Bagheera dijo...

¿Y qué sería mejor bajo tu punto de vista? Dejar el solar abandonado a su suerte mientras solo entran en él los yonkis para drogarse?

Sinceramente, no me gusta el hotel que plantea Moneo, pero que un arquitecto de prestigio haga algo en Málaga debería considerarse un privilegio (ya que calidad arquitectónica no es que le sobre a la ciudad, precisamente...) y no un simple ejercicio de especulación...

El patrimonio del que hablas se seguirá conservando y exponiéndose al público, como se sigue haciendo en el hotel de nueva construcción del Pasillo de Santa Isabel "La posada del patio" (algo que no se hace en el actual estado de abandono de la parcela...)