sábado, 15 de mayo de 2010

Cuartel de Segalerva.











El antiguo cuartel de Segalerva constituye uno de los pocos ejemplos de arquitectura militar del siglo XX en Málaga, hoy sumido en el más absoluto de los abandonos. Construido hacia 1920, se estructura en torno a un patio central. El cuartel está formado por cuatro crujías a dos aguas. La fachada principal (que da a calle Peinado), la integran las cabeceras de dos de las crujías laterales (coronadas por dos frontones triangulares con dos grandes óculos), y el cuerpo central de entrada al conjunto, de ladrillo visto con arcos escarzanos.

Tras dejar de desempeñar sus funciones militares el edificio fue abandonado, así entró en un progresivo estado de degradación que hace peligrar su conservación.
Recientemente vecinos de la zona denunciaban que la puerta principal del cuartel estaba abierta y que éste servía de refugio de indigentes.
Aunque el Ayuntamiento de Málaga (propietario del edificio tras su compra al ministerio de Defensa por algo más de dos millones de euros) planteó la posibilidad de instalar en él un polideportivo, lo cierto es que en la práctica el proyecto supondría el paso de unos terrenos públicos a manos privadas, algo a todas luces bochornoso.

A la espera de que se decida qué hacer, el edificio acusa el paso inexorable del tiempo. Así parte de la cubierta se ha hundido, mientras que en otras la amenaza de derrumbes es palpable.

En las imágenes tienen una vista aérea del conjunto, una imagen de los derrumbes de la techumbre (extraída del Diario Sur), y sendas vistas de la fachada principal.

2 comentarios:

Pepe Percheles dijo...

Yo siempre he pensado que en lugares como estos deberían crear centros de integración e ideas, donde vecinos o malagueños puedan acercarse, esponer sus ideas, o expresarse libremente. Un espacio que en un momento estba destinado a la carrera bélica convertido en un edificio de dialogo. Pero eso cuesta mucho dinero y da demasiado poco.

Anónimo dijo...

Desde hace pocos meses vivo justo en frente del Cuartel, y el edificio me ha fascinado desde el primer día.
Hace varios días han empezado los movimientos dentro del cuartel, con la retirada de escombros.
Las obras del polideportivo que se regalará a una empresa privada han comenzado.
Ni siquiera está claro que vayan a respetar las fachadas, y los edificios.
Tuve la suerte de colarme hace un mes y los patios son maravillosos (limoneros, higueras...) sería un lugar precioso si lo rehabiliaran como edificio cultural