jueves, 2 de septiembre de 2010

Derribo en calle Mariblanca 12











Málaga, ciudad de la incultura 2010 sigue haciendo méritos. El protagonista del día era el inmueble número 12 de la calle Mariblanca, excelente ejemplo de la arquitectura barroca clasicista de finales del siglo XVIII en nuestra ciudad.
El edificio, que si no de Aldehuela, tiene características propias de su repertorio (entresuelo, óculo sobre la portada, balcones, etc), ha sido demolido con el beneplácito de la siempre dispuesta Gerencia Municipal de Urbanismo a la hora de conceder licencias de derribo.

El edificio, de dos plantas más entresuelo, la primera planta se articulaba mediante tres balcones, siendo el central (dispuesto sobre dos potentes ménsulas) el de más importancia. La segunda planta, por su parte, presentaba tres balcones antepechados. El conjunto se cerraba mediante un tejado que sobresalía mediante un gracioso alero de madera. Se daba la circunstancia de que además conservaba pinturas murales en su interior.

Despojado de sus rejas, el edificio ha sido vilmente demolido el día 31 de agosto. En lo que llevamos de año 2010, este es el segundo edificio dieciochesco con pinturas murales que sucumbe a la pileta.

No deja de ser grotesco que Málaga pretenda presentar su candidatura a Ciudad Europea de la Cultura 2016, cuando uno de los requisitos es la valoración, el respeto y la difusión de su patrimonio histórico artístico, me pregunto si esta gestión del patrimonio merece ese reconocimiento, francamente Málaga merece algo mejor.

Las imágenes proceden del blog Málaga Monumental.

6 comentarios:

HansHelm dijo...

¡Hombree!Pero vino Papito a la feria, y Estopa el año pasado. ¡Eso es alta cultura hombre! Déjate de ruinas. ¿Y qué nueva delicia se prevé (si, del verbo prever, no de "preveer" que no existe) que pongan ahí?

Anónimo dijo...

Málaga está a mil años luz de cualquier otra ciudad europea. Incultura es poco para describir lo que los prehistóricos políticos están haciendo con la ciudad.

Anónimo dijo...

El Ayuntamiento da ayudas para pintar la fachada y arreglar el tejado, esto es, lo que se ve desde fuera. Y son de importe ridículo. Le da igual si un edificio histórico se cae por dentro porque la humedad y los bichos se han comido la estructura de madera. Dile a los propietarios, que o es una persona/familia, o los propietarios de los 6 o 7 pisos que tengan los edificios pequeños que busquen dinero para pagar una obra de altísimo coste, mientras el edificio está desalojado. Este Ayuntamiento es magnífico...

Anónimo dijo...

El alcalde tendrá su sonrisa sarcastica viendo como se derriba un edificio histórico sin protección ninguna. Y ya veremos el edificio nuevo!! Dudamos que no sea otra cosa que una mala copia del edificio, un buen ejemplo para el año de cultura 2016. jejeje

Anónimo dijo...

El alcalde es un político y sabe lo que tiene que decir. Pero es vergonzoso lo que están haciendo en el centro histórico o con muchas otras cosas, no sólo de urbanismo.

Pablo Daffari dijo...

Indignante. Y como siempre los malagueños de brazos cruzados con nuestra indolencia característica. No merecemos nada.