sábado, 12 de febrero de 2011

Derribo en calle Ancha nº 23








La calle Ancha, en el malagueñísimo barrio del Perchel es la vía por autonomasia del vecindario. Aquella que en otro tiempo llegaba hasta prácticamente el puente de Tetuán y que, en los años 70, tras la desaparición de gran parte del barrio con las obras de la prolongación de la Alameda quedó reducida prácticamente a la mitad.

En un barrio tan humilde como lo era el Perchel, la calle Ancha era la vía más comercial y/o señorial, en la que se organizaban fiestas y berbenas, por la que pasaba el "Chiquito perchelero" en su camino hacia el centro de la ciudad todos los Jueves Santos. Pero los años pasaron, gran parte de los vecinos dejaron el barrio, y éste se sumió en la decadencia. Si bien es cierto que en los últimos años se ha recuperado parte del entorno, la práctica totalidad de sus inmuebles han sido pasto de la piqueta demoledora. En su lugar en algunos casos se ha sabido respetar el sabor de tan genuina vía, sin embargo en otros no se ha buscado la integración del edificio en la misma, perdiéndose por ello una de las estampas más típicas de la Málaga popular.

Y en ese proceso de degradación tiene hoy lugar el derribo del nº 23 de la vía, una construcción decimonónica con bellos balcones abiertos a esa calle Ancha, balcones que en innumerables ocasiones fueron adornados con los mejores mantones de sus moradores y desde la que se lanzaron las famosas "petalás" a la Virgen del Carmen.


Quiero mostrar mi agradecimiento a Pepe Percheles por facilitarme las imágenes.

4 comentarios:

Pepe Percheles dijo...

Me parece repugnante. Cuando se decidió acometer las obras de calle Ancha me eché a temblar, poco a poco vi edificios emblematicos caer o ser considerablemente modificados, en el mejor de los casos. Muchos fueron sustituidos por arquitectura que imitaba muy burdamente la desaparecida, otros, sustituían los balcones por un gran muro que sobresale y tapa por completao la perspectiva de la emblemática e histórica calle (hoy día frente al edificio de las fotografías.

Calle Ancha, la que fue en su día como Larios para el centro, hoy último símbolo de lo que un día fue uno de los barrios más pintorescos de Andalucía, es maltratada. Ya nadie recuerda los buenos momentos allí vividos por sus habitantes. Málaga una vez más hace gala de tener una ciudadanía desmemorizada, sin raices sobre la que sustentar las ramas.

Anxova dijo...

Qué deprimente resulta.

Mi mujer está yendo a pintar al cementerio de San Miguel. Pintó en enero unos cuadros allí.

¡Pues ya tienen interés histórico! En la entrada del blog que enlacé se ve en un panteón un tejado adornado con decoración vegetal... que ya no existe. Ahora están sustituyendo esa cubierta única por un simple tejado a dos aguas. ¿Por qué se odia tanto el pasado aquí en Málaga?

Benjamin dijo...

La calle Ancha, es una de las muchas atrocidades cometidas en Málaga. Llevo casi 30 años residiendo aquí y sinceramente, me cuesta mucho trabajo adaptarme al "pasotismo" de ésta ciudad. Existen muy pocas capitales con un centro urbano tan deteriorado como Málaga.

Vivo enfrente del Cementerio de San Miguel. Su situación actual es "maravillosa" con la que tenia hace 20 años o más. Pura ruina. Tanto que las construcciones de viviendas cercanas, tienen sus ventanas orientadas hacia otro lugar, para que en el momento en que se mostraba a un futuro comprador, no se viera la situación del mismo. No importaba nada la lista interminable de personajes enterrados en el mismo. Efectivamente, la memoria colectiva de esta ciudad, simplemente, no existe. Muy lamentable.

Para rematar la "faena", podemos añadir el Cementario Inglés.

Anónimo dijo...

Qúe se puede esperar de esta Corporación que vive de espaldas a la historia desde hace ya bastantes años. Qué forma de enterrar la memoria del pulso de lo que fue esta ciudad tan cosmopolita¡¡.Todo lo que sea dificultar la entrada de dinerito... Solo falta que reformen los yugos y las flechas de las viviendas sociales de los 50 y 60¡¡ Y aquí nadie protesta... Saludos