miércoles, 18 de noviembre de 2009

"El Sonajero"







El conocido como "Sonajero" no fue más que una farola monumental que permaneció en la plaza de la Constitución entre 1902 y 1959, llegando a ser una imagen típica en las postales de la Málaga a principios de siglo.
Fue diseñada por Tomás Brioso y fundida en la Herrería de los hermanos Herrero, siendo colocada en la siempre cambiante Plaza Mayor de la ciudad. Quizás por ello, tras casi seis décadas fue sustituida por la Fuente de las Gitanillas, obra de Adrián Risueño (la cual hoy en día se encuentra en la plaza de Manuel Alcántara).

Así fue trasladada a la plaza de las Biznagas en el barrio de García Grana (más conocido como 4 de Diciembre, barrio surgido tras la inundación ocurrida en este día). Con el paso de los años esta farola fue cayendo en el olvido por parte de todos (pese a ser incluida en el catálogo municipal de bienes protegidos), en un barrio donde no gozaba de todo su explendor ni de unos cuidados mínimos. Así en el pasado mes de agosto, tres individuos trataron de derribarla para venderla como chatarra. Afortunadamente fueron detenidos, y aunque con algunos daños, la farola permaneció casi intacta.
Es verdaderamente triste que bienes de esta categroría acaben en condiciones tan deplorables y en espacios donde jamás podría entrar un turista, es decir en "esa otra Málaga desconocida por muchos".

Ahora el Sonajero se encuentra en unas dependencias municipales a la espera de ser restaurado y de dársele una ubicación digna. Mucho me temo que finalmente ocurra como con la marquesina de la estación de ferrocaril, la cual permanece en el olvido institucional pese a ser uno de los pocos ejemplos en Málaga de la arquitectura del hierro.

En una de las imágenes pueden ver una foto de 1910 en la plaza de la Constitución, mientras que en la otra una imagen reciente en la barriada de García Grana.

2 comentarios:

Pepe Percheles dijo...

Vergonzoso, hay tantas cosas que caen en el olvido colectivo...

¿donde están los bancos cerámicos del parque? otro elemento olvidado, con el que espero esta página haga una actualización.

Siempre ha sido muy conocida entre los vecinos de la ciudad esta pieza iluminaria, mis antepasados ya me hablaron de ella don cariño y si ahora viesen lo ocurrido se llevarían un gran disgusto.

Mientras los malagueños sigamos dormidos las autoridades seguirán comerciando con nuestros bienes patrimoniales.

Buena actualización.

Carmen Rosa dijo...

¡¡ Es como si intentaran "barrer" nuestras costumbres, nuestra historia e idiosincrasia !! Es increible que desaparezcan "detalles" tan unidos a los malagueños......