viernes, 8 de enero de 2010

Casa de Pedro de Mena











La casa de Pedro de Mena (espacio que también albergó su taller) es uno de los edificios más antiguos de la ciudad hasta la "salvaje" reconstrucción que el Ayuntamiento ha llevado con la intención de instalar entre sus muros el Museo de Ravello de Toro.

El edificio fue construido en el siglo XVII en estilo barroco civil. En este lugar se instaló el imaginero granadino Pedro de Mena y Medrano tras trasladarse a Málaga para ejecutar la sillería del coro de la catedral, y en esta casa vivió hasta su muerte en 1688.

Durante los años 80 del pasado siglo fue rehabilitado (conservándose gran parte de los elementos originales del edificio), y se abrió el famoso Café-Teatro, lugar asiduo de la cultura malacitana de la época.

Tras ser adquirido por el Ayuntamiento de la ciudad, hubo quien propuso crear en este lugar el Centro de Interpretación del Barroco local, o una Casa-Museo de su ilustre morador. Sin embargo el Consistorio se empecinó en alojar la colección que el artista contemporáneo Félix Ravello de Toro donó a la ciudad. De nada sirvieron las voces que pedían instalar esta colección en el Hospital Noble (edificio a todos los efectos más amplio e idóneo).
Así se empezó a "rehabilitar" la casa de Pedro de Mena, lo cual no fue otra cosa que la demolición de la mayor parte del edificio excepto la fachada principal (con la pérdida de elementos originales), todo bajo la manida excusa de que el inmueble era irrecuperable, inmueble que además contaba con el grado de protección integral (Diario Sur, 22/05/2008).

Todo esto no deja de ser un auténtico escándalo y menosprecio por el patrimonio local.

En las imágenes pueden observar una vista del edificio en 2005, otra del patio del mismo en una imagen antigua y otra tras las obras llevadas a cabo recientemente.

3 comentarios:

Pepe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pepe Percheles dijo...

Me daría verguenza dar la cara después de actuaciones como estas, pero está claro que no todos somos iguales ni sentimos de la misma forma.

Jose Luis dijo...

Perdona la intromisión, pero el artista es de apellido Revello... aunque no nos guste cómo ha quedado el museo, el artista lo vale :)

Por cierto, enhorabuena por este espacio, al fin alguien que ve que están destrozando Málaga